8 consejos para una transformacion digital exitosa

8 consejos para una transformación digital exitosa

Aitana Soluciones ERP y CRM Microsoft Leave a Comment

La transformación digital es un término que forma parte del vocabulario común de las empresas del momento. Mientras que las compañías que han emprendido este viaje hacia la digitalización se sienten emocionadas por los resultados tangibles que obtienen, aquellas que aún no han dado el paso sienten un cierto temor por quedarse fuera del mercado.  

Aunque, desde fuera, puede parecer un proceso complejo, la transformación tecnológica debe verse como un camino en el que, paso a paso, se van observando resultados. La meta final, por tanto, debe verse a largo plazo para evitar sentirse cansado y desmotivado. Además, el foco no debe ponerse exclusivamente en la tecnología, sino en las personas que forman parte de la organización. 

De esta manera, Microsoft ha creado un informe con testimonios de empresas reales para ofrecer consejos para llevar a cabo la transformación digital de tu empresa. ¡Te lo resumimos en este artículo!  

1. Empieza cumpliendo sueños y enfocándote en los detalles 

La estrategia de una organización es imprescindible para saber hacia dónde va y para qué se está trabajando. En este sentido, es importante despertar en el conjunto de trabajadores la ambición y las ganas de soñar, sin embargo, son los detalles los que harán que, poco a poco, se establezcan hojas de ruta prácticas. Solo de esta manera se puede definir una estrategia clara para el futuro crecimiento de una empresa.  

Además, resulta clave revisar de manera continua los objetivos marcados a largo plazo. Por eso, hay que empezar por transformar las personas, las herramientas y los procesos. Este viaje supone planificación, paciencia, colaboración y fondos.  

2. Para cambiar tu compañía, cambia tu cultura 

Una organización funciona mejor cuando sus empleados están unidos. Por ello, trabajar en la confianza mutua entre departamentos rebajará la ansiedad que causa la transformación digital y guiará el cambio de manera orgánica. Asimismo, es importante fomentar una mentalidad de crecimiento en la que se aborde el fracaso como una manera de seguir aprendiendo.  

Se trata, por tanto, de una gestión del cambio que invite a la experimentación y recompense a los empleados por probar ideas, incluso si estas fallan. En este tipo de cultura, cuando los trabajadores se enfrentan a desafíos, están listos para reevaluar, ajustar y volver a intentarlo. ¡Es hora de dar pasos y confiar en los datos para guiar el camino! 

3. Escucha a tus clientes para obtener mejores resultados 

Crear valor para los clientes es el núcleo de cada organización y de cada transformación. Los usuarios, a través de su compromiso con las empresas, expresan lo que valoran. Por ello, resulta imprescindible prestar atención a las necesidades reales que plantean para poder ofrecerles una solución óptima.  

La tecnología ha cambiado la forma en la que los clientes interactúan con las empresas. De ahí que adoptar tendencias digitales pueda ayudar a anticipar sus demandas, así como conseguir una comunicación más fluida con ellos. Cada comentario importa. Asegúrate de tener una forma para recoger estos comentarios y poder diseñar planes de acción claros, mejorar la manera en que satisfaces las necesidades de los clientes y anticipar lo que querrán a corto plazo.  

4. Piensa como una empresa de tecnología 

El potencial de una organización incluye capacidades humanas (las personas adecuadas con las habilidades adecuadas), capacidades operativas que ejecutan y amplían las habilidades humanas en el momento preciso y las capacidades técnicas (garantizar la implementación de las herramientas correctas dependiendo del momento). Estas habilidades, junto a las soluciones tecnológicas apropiadas, son las que impulsan las transformaciones sostenibles. 

Por ello, utiliza la tecnología para crear productos rápidos de adoptar, escalables y manejables; para crear equipos interdisciplinarios de tecnólogos y estrategas comerciales para abordar rápidamente los problemas y buscar nuevas oportunidades; y para integrar tus productos y servicios con herramientas digitales que satisfagan las demandas, llegando a nuevos clientes y mercados en el mundo. 

5. Tus datos son más importantes que tu negocio 

Los datos que se capturen y analicen durante la digitalización del negocio proporcionarán información valiosa que permitirá que el proceso sea más predictivo, reduciendo los posibles errores. Estos datos son clave para mejorar todos los aspectos de la empresa: optimizar las operaciones, capacitar a los empleados, atraer a los clientes y transformar los productos.  

Es por ello por lo que traducir los datos en información procesable puede aportar más valor a las organizaciones. Analizar el comportamiento del mercado ayuda a predecir las necesidades futuras y ofrecer mejores soluciones y servicios a los clientes. Además, resulta imprescindible mantenerse al día con los estándares de privacidad y seguridad para evitar la ciberdelincuencia.  

6. Dar pequeños pasos para conseguir grandes cambios 

Las transformaciones digitales no se hacen de golpe. Elige metas pequeñas y alcanzables y proyectos rápidos que brinden resultados positivos. Siempre en consonancia con la estrategia de tu empresa. En un momento dado, todos estos pequeños cambios se complementarán y te darán el impulso necesario.  

De esta manera ayudarás a infundir la confianza que necesita este proyecto en toda la organización. Además, es importante tomar riesgos y despertar la creatividad, sin complicar demasiado tu estrategia.  

7. 1 + 1 en realidad son 3 

Inspirarse en otras industrias o, incluso, asociarse con otras organizaciones cuyas fortalezas complementen las propias produce un potencial mayor que si se camina solo. Por ello, la asociación comercial puede ayudar a impulsar tu negocio. Los socios tecnológicos pueden aumentar las capacidades empresariales al proporcionar acceso al aprendizaje, a los verticales y a las soluciones entre industrias.  

De esta manera, contar con especialistas de otras organizaciones aportará nuevas experiencias y aprendizajes. Este conocimiento intersectorial, unido al éxito en otros proyectos, pueden generar soluciones nuevas que, si no fuera por esta ayuda externa, probablemente no se hubieran creado. 

8. Tu transformación va más allá de tu organización 

Tu empresa forma parte de un contexto más amplio que abarca clientes, comunidades y entornos, así como los diferentes recursos con los que cuenta. Los clientes confían en tu organización para almacenar su información profesional y personal. De ahí que esperen un crecimiento sostenible y ético, unas prácticas de empleo adecuadas y un compromiso social.  

Por ello, resulta vital administrar de manera responsable los datos de tus clientes para mantener su confianza. En general, cada aspecto del negocio requiere la ética como base, tanto en las gestiones con los usuarios como con el medio ambiente. Y es que, los resultados comerciales positivos se traducen en impactos globales positivos.  

En definitiva, la transformación digital siempre debe tener un propósito. De esta manera es posible que genere impactos observables en cuatro áreas clave de tu organización. Primero, puede crear relaciones más ricas y significativas con los clientes. Puede mejorar los resultados infundiendo en sus trabajadores una cultura de apoyo que mejore sus capacidades técnicas. Además, también puede mejorar y optimizar las operaciones al tiempo que, finalmente, reinventa los productos y mejora las soluciones de forma continuada.  

¿Tú también quieres empezar ya el viaje hacia una transformación tecnológica sostenible y exitosa? En Aitana ponemos a tu disposición un equipo de profesionales que te ofrecerá una atención personalizada para conocer tus necesidades. Así, tendrás a alguien que te guíe y te acompañe en este proceso. ¡Rellena el formulario sin ningún compromiso!

Consulta tus dudas sin compromiso
(o deja un comentario más abajo)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *