Los beneficios de tener el ERP y el CRM integrados

Los beneficios de tener ERP y CRM integrados al 100%

Aitana Soluciones ERP y CRM CRM, Eventos y webinarios Leave a Comment

Las empresas que quieran ser más eficientes y competitivas en el mercado deben apostar por herramientas innovadoras capaces de optimizar sus procesos e incrementar el rendimiento de su negocio. Los sistemas ERP y CRM son soluciones ideales para alcanzar un nuevo nivel de gestión empresarial e incrementar la competitividad y productividad de cualquier empresa.

Utilizar un CRM (Customer Relationship Management) y un ERP (Enterprise Resource Planning) al mismo tiempo puede resultar una tarea compleja para conseguir que ambos sistemas puedan interactuar y compartir información de forma eficiente. La mejor solución sería utilizar herramientas de gestión capaces de integrarse y funcionar de forma conjunta la información. Este es el caso de Dynamics 365 Business Central y Dynamics 365 Sales de Microsoft, que permiten una integración completa entre ambas plataformas.

Beneficios de la integración del CRM y ERP

infografía-crm-y-erp

Las herramientas CRM tienen como objetivo gestionar las relaciones de la empresa con sus clientes para mejorarlas y conseguir incrementar las ventas y el nivel de fidelidad. Por su parte, un ERP es un software de gestión de recursos empresariales que se encarga de la gestión centralizada de todas las áreas de un negocio, utilizando para ello la automatización de procesos y tareas.

Ambas herramientas comparten muchos datos e información que son útiles para realizar sus principales funciones. La integración de ambas soluciones, como es el caso de Business Central y Sales de Microsoft, aportan una serie de ventajas y beneficios debido al claro enfoque hacia el cliente que se consigue:

Mejora de la toma de decisiones

Con una integración de los programas de CRM y ERP se podrá realizar un mejor seguimiento del cliente, consultando métricas relacionadas en tiempo real. De esta forma se podrán tomar decisiones mucho más rápidas y certeras en las relaciones comerciales (no teniendo que posponer reuniones para cerrar una venta o contratación por falta de datos, por ejemplo).

Con esta integración, por ejemplo, en un proceso comercial se añadirán datos sobre ingresos y gastos del cliente, y lo que significa para la empresa todo ello. De esta manera, el equipo de ventas tendrá acceso en tiempo real a esa información y podrá tomar mejores decisiones.

Incrementar el nivel de satisfacción del cliente

Un CRM se encarga de mostrar las prácticas más eficientes en las interacciones con los clientes de la empresa. Si lo integramos con un sistema ERP que le proporciona las fuentes y aplicaciones operacionales adecuadas, se conseguirá ofrecer al cliente un mejor servicio. 

Con la integración de estas herramientas de gestión empresarial, los clientes encontrarán aquello que necesitan en cada momento, al conocer la empresa de forma precisa los gustos y necesidades del mismo, y disponer de los mecanismos y procesos necesarios para entregarle el producto o servicio que demandan.

Automatización y centralización de la información

Con la integración de ambas plataformas, se consigue automatizar muchos procesos relacionados con la captación, organización y distribución de la información. Todo ello centralizado para evitar datos duplicados, desactualizados o no consolidados.

La información es el activo más importante de las empresas hoy en día, por lo que disponer de un sistema completo e integrado permitirá mejoras en la gestión de clientes. Además, ofrecerá información más precisa sobre el mercado y la competencia, y, como consecuencia, se puede conseguir contactos o leads, y gestionar todas las relaciones externas e internas del negocio de forma eficiente.

La capacidad de análisis aumenta al facilitar los dos sistemas integrados acceso a las condiciones reales financieras y operativas, y realizar informes precisos y fiables sobre los clientes.

Las distintas áreas de la empresa dispondrán ahora de acceso a toda la información. Así mismo, el trabajo colaborativo será más sencillo y necesario, evitando equipos trabajando de manera aislada e independiente al resto de la empresa.

Estimaciones de venta más precisas

Una integración ERP y CRM proporciona al equipo de ventas las herramientas necesarias para poder hacer un seguimiento de los contactos y de todo el proceso de ventas, consultando métricas y KPI relacionados, para conocer mejor el viaje del cliente.

Además, será posible identificar aquellos clientes que cuentan con una mejor tasa de conversión para poder establecer con ellos mejores relaciones.

Mejora la productividad

La integración de ambas herramientas ayudará a que todo los procesos y el flujo de trabajo sea más ágil y eficiente, consiguiendo un mejor aprovechamiento de los recursos (reducción de costes) e incrementando las ventas. Todo esto lleva a mejorar el nivel de productividad del negocio, con un mayor retorno de inversión y un aumento en el margen de beneficios.

Integra Business Central con Dynamics 365 for Sales

Hace unos días te hablábamos de por qué las funciones de gestión comercial de tu ERP no eran suficientes. Por el contrario, en este post te hemos hablado de las ventajas que supone integrar el ERP y el CRM de tu empresa.

Como sabrás, Microsoft ofrece a las empresas dos opciones: si ya tienes su ERP, este dispone de un módulo de CRM para realizar estas tareas. Sin embargo, si quieres una herramienta más potente, Microsoft te recomienda Dynamics 365 Sales.

Para explicarte todo esto, te recomendamos que te inscribas a la próxima CRM WEEK que hemos programado. Dos intensas sesiones en las que te mostraremos estas dos opciones:

  • 16/02/2021 Conoce el CRM básico de Dynamics 365 Business Central – Inscripción
  • 18/02/2021 Integra Business Central con Dynamics 365 for Sales, el CRM más potente de Microsoft – Inscripción

Aunque un ERP como Business Central y un CRM como Dynamics 365 Sales tienen enfoques diferentes, su objetivo es el mismo: optimizar la gestión del negocio para que sea más competitivo y productivo.

Estas herramientas de Microsoft se integran completamente para trabajar con un sistema de gestión de todas las áreas del negocio. Ahora toca focalizar el enfoque hacia la satisfacción del cliente. ¿Hablamos?


Deja un comentario