razones-contratar-un-renting-tecnologico (1)

10 Razones para contratar un renting tecnológico

Aitana Soluciones ERP y CRM Otras soluciones Leave a Comment

A la hora de comprar equipamiento informático, quien más y quien menos valora notablemente el precio a pagar por ello, ya que normalmente no se manejan cifras baratas, aun cuando los responsables de TI sean conscientes de las buenas prestaciones que conseguirán si la infraestructura adquirida es adecuada a las necesidades de la empresa.

Sin embargo, la modalidad de pago por uso, normalmente disponible en la contratación de licencias de software, sirve como punto de partida para una nueva tendencia a la hora de adquirir hardware informático. Vamos a adentrarnos en las ventajas del renting tecnológico para el mundo de la empresa, y en qué consiste este cambio de paradigma sobre la propiedad y el uso de los recursos.

¿Qué es el renting tecnológico?

El renting tecnológico consiste en la adquisición de equipamiento informático bajo un contrato de servicio con una duración determinada. Dentro del periodo de contratación, la empresa que suscriba el contrato tendrá todo el uso y disfrute del hardware adquirido, así como los servicios de puesta a punto y mantenimiento asociados a él.

Esta modalidad contrasta con la transferencia de propiedad que sucedía en las compras tradicionales. En el renting tecnológico, la empresa que contrata el servicio no es propietaria del hardware, sino que solamente lo utiliza. La propiedad del equipamiento sigue siendo de la empresa comercializadora, que suministra a sus clientes un Device as a Service, literalmente «dispositivos como servicio».

10 ventajas del renting tecnológico

  1. Inversión inicial reducida. La empresa evita un desembolso inicial elevado, a cambio del pago de unas cuotas mensuales, lo que la previene de descapitalizarse en una sola compra.
  2. Uso racional de recursos. La empresa paga exclusivamente por lo que utiliza, ni más ni menos. La idea es que nadie tenga por qué adquirir más equipamiento que el que realmente necesita.
  3. Personalización. Se accede a una amplia gama de productos para que cada organización encuentre los dispositivos que mejor se adapten a su situación particular.
  4. Vanguardia tecnológica. Los equipos se renuevan cada poco tiempo, rotando los productos obsoletos y beneficiándose de las últimas novedades tecnológicas.
  5. Ventajas fiscales. La empresa puede deducir la totalidad del IVA pagado en las declaraciones trimestrales o en el impuesto de sociedades por este equipamiento.
  6. Ventajas contables. Las cuotas se incorporan como gasto corriente a la contabilidad de la empresa. Los equipos que se contratan en renting no se incorporan al activo de la empresa, lo cual mejora el ratio contable en el balance.
  7. Ventajas financieras. Esta forma de adquisición no engrosa la deuda de la empresa, puesto que no figuraría en la CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España). Por consiguiente, la empresa podrá seguir dedicando sus líneas de financiación a otras actividades dado que el renting no consume crédito alguno.
  8. Garantía de rendimiento. Los productos adquiridos cuentan con contratos de mantenimiento. Se garantiza, así, que su funcionamiento siga siendo el mejor posible durante el tiempo que dure el renting.
  9. Planificación. La asignación de un gasto recurrente en un plazo concreto confiere mayor facilidad a la planificación financiera de la empresa.
  10. Comodidad. Los proyectos de renting tecnológico son «llave en mano». De esta forma, todas las operaciones y servicios asociados (mantenimiento, distribución, logística…) quedan cubiertos por sus cláusulas.

El servicio Workdesk: todos los beneficios del renting para la empresa

Desde Aitana, sabedores de los grandes beneficios que el renting tecnológico traerá a nuestros clientes, hemos creado Workdesk, nuestra apuesta de adquisición de equipamiento informático en modalidad de pago por uso.

Mediante el pago de una única cuota mensual, tu empresa tendrá acceso al hardware que realmente necesita, eligiendo entre un amplio catálogo de servidores, y ordenadores portátiles y de sobremesa. Todo ello, con sus correspondientes servicios de mantenimiento y soporte posventa.

Además, toda la logística corre por nuestra cuenta. Nosotros nos encargaremos de realizar el envío, las sustituciones, las intervenciones y los reemplazos de equipamiento cuando renueves el contrato de renting.

De esta forma, tendrás a tu disposición las herramientas tecnológicas más vanguardistas a un precio realmente competitivo, que no comprometerá tu liquidez ni a corto ni a largo plazo, y donde ahorrarás dinero al contratar un servicio «todo en uno».

La realidad es que cada vez más empresas optan por esta modalidad de contratación, ya que las ventajas del renting tecnológico superan con creces a las intrínsecas de la compra tradicional. Una vez superado el viejo paradigma de la propiedad, queda claro que lo verdaderamente importante del equipamiento tecnológico es que rinda y funcione como es debido. Da igual quién ostente su titularidad.

La tendencia al pago por uso se impone poco a poco en distintos sectores, y quizá el tecnológico es donde más patente se hace este cambio de mentalidad. El clásico modelo de renting de automóviles se extrapola a la adquisición de hardware, facilitando el acceso a la tecnología a empresas con recursos limitados, y optimizando el capital de las más poderosas.

¿Estás pensando en implantar el renting tecnológico en tu empresa? En Aitana te ayudamos a ponerlo en marcha para que disfrutes de todos sus beneficios. ¡Rellena el formulario y ponte en contacto con nosotros!


Deja un comentario