device-as-a-service-workdesk-aitana

Device as a Service, el modelo de negocio del futuro

Aitana Soluciones ERP y CRM Otras soluciones Leave a Comment

Independientemente del tamaño de tu empresa, probablemente estás trabajando con una gran variedad de dispositivos informáticos y digitales repartidos por todas las oficinas. Con esta variedad de hardware y software se generan diversos desafíos que pueden suponer un gran dolor de cabeza, además de costar mucho tiempo y dinero.

Por su parte, ya sabes que el comportamiento de los clientes está en continuo cambio. Los consumidores de hoy en día quieren pagar por lo que quieren, cuando quieren y eliminar lo que sea innecesario. Quieren ser tratados como personas individuales, no como un sujeto dentro de un grupo. Es más, demandan una personalización que se adapte a sus necesidades específicas.

Así, con las nuevas exigencias del consumidor y del mercado en general, surgen nuevos negocios y modelos que permiten llegar a este tipo de clientes. De esta forma, se expande la economía basada en suscripciones. No obstante, este tipo de venta no es nada nuevo. Las editoriales de revistas ya ofrecían durante años bienes y servicios mensualmente.

Hoy en día, compañías como Microsoft, Netflix, Amazon Prime y Spotify ofertan una suscripción ofreciendo productos o servicios que llevan existiendo décadas. En el caso de la industria de TI, también se ha reconocido la necesidad de personalización y se ha introducido una nueva forma de satisfacer las demandan de los clientes comerciales.

El camino hacia una economía de suscripción

DaaS o Device as a Service es una solución de cloud computing que aporta escritorios virtuales localizados en la nube. Por tanto, los usuarios pueden acceder en cualquier dispositivo siempre que cuenten con conexión a Internet. Así pues, esta solución se oferta mediante el pago por suscripción y lo controla el proveedor del servicio en la nube.

Por su parte, este tipo de servicio de pago basado en suscripción ayuda a simplificar las TI de las organizaciones y reduce el coste y las molestias de tener que administrarlo internamente. Esto, además, libera a nuestro equipo de TI para que pueda centrarse en las tareas comerciales principales, como aquellos proyectos de innovación tecnológica que ayudan a hacer crecer el negocio.

En cuanto a los proveedores, son los responsables de llevar a cabo el mantenimiento, y gestionar la seguridad, las actualizaciones y el almacenamiento de los clientes. Así únicamente debemos preocuparnos por gestionar nuestras aplicaciones e imágenes de escritorio.

Además, el Device as a Service ofrece un espacio de trabajo digital, totalmente flexible y colaborativo para los funcionarios. En este sentido, todo el equipo puede acceder al mismo ambiente e información sin importar dónde se encuentre. Esto la convierte en la solución idónea para aquellas organizaciones que buscan adaptarse a la transformación digital actual.

5 beneficios del DaaS

Gestión del flujo de efectivo

Para las empresas que están luchando por mantenerse competitivas en la industria, hacer negocios en el mundo posterior a la crisis financiera habitualmente significa un mayor coste de capital y unas restricciones de liquidez más profundas.

Generalmente, las organizaciones deben superar enormes gastos de capital iniciales para actualizar sus dispositivos. Sin embargo, muchas de las organizaciones de hoy en día no cuentan con un capital adicional para invertir en actividades que no generen ingresos. Esto supone un retraso de las actualizaciones del dispositivo a costa de la productividad de la empresa.

El modelo DaaS nos permite que los negocios cambien asignaciones presupuestarias de TI a flujos de efectivo más manejables durante un periodo de tiempo concreto. También supone un coste total de propiedad (TCO) más bajo para los responsables de tomar decisiones. Les permite tomar decisiones más estratégicas con respecto a las inversiones futuras.

Flexibilidad

Debido a que se trata de un servicio de suscripción, el DaaS ofrece opciones para que un negocio escale de forma rápida tanto hacia arriba como hacia abajo, según el funcionamiento actual del medio ambiente y la necesidad empresarial.

Por ello, ya sea aumentando o reduciendo, las empresas pueden pagar exactamente por lo que necesitan y cuando lo necesitan. Las organizaciones ya no se quedarán estancadas con un hardware obsoleto, sobre todo mientras que la innovación tecnológica continúe superando la vida útil promedio de los dispositivos.

Esto supone evitar programas de depreciación acelerada y pérdidas financieras relacionadas con valores de liquidación deficientes al final de la vida útil de un dispositivo.

Productividad mejorada

Los expertos de la industria coinciden en que un ciclo de actualización de tres años es el período de tiempo óptimo para hardware informático.

Esto permite a la organización evitar costes innecesarios relacionados con la eficiencia energética, seguridad y, sobre todo, productividad de la fuerza laboral. Acorde a un informe realizado por Intel Corporation, los trabajadores de pequeñas empresas pierden más de una semana laboral debido a que sus dispositivos están anticuados (además de la frustración y los efectos que minan la moral).

Gracias a una suscripción a DaaS, la empresa tendrá acceso siempre a las últimas tecnologías evitando así, costosas reparaciones y retrasos en la productividad de los dispositivos antiguos.

Movilidad

Los estilos y entornos de trabajo están cambiando. Al mismo tiempo, las culturas corporativas también se encuentran en un rápido cambio de una estructura sedentaria con un horario fijo. Ahora están evolucionando a un mantra de “trabajar en cualquier lugar, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo”.

Para seguir estas tendencias, los proveedores de Daas están agrupando una variedad de software y servicios diseñados con el objetivo de mejorar la experiencia móvil de un usuario y reducir los costes para una organización interesada en proporcionar dicho entorno a su fuerza laboral.

Beneficios de TI

Ya sea su configuración e implementación o los servicios de asistencia técnica de TI para los empleados, los gastos de TI a menudo representan una parte significativa del presupuesto operativo de una organización.

El DaaS y los servicios combinados que ofrece con hardware permiten a las empresas subcontratar estratégicamente los costosos requisitos de TI individuales o deshacerse por completo de todo el ciclo de vida del soporte de PC. Esto reduce la carga sobre los equipos internos y sobre la rentabilidad de la organización.

Por ello, desde Aitana contamos con Workdesk, nuestro propio servicio de renting tecnológico. Olvídate de las grandes inversiones iniciales y deja de pagar por lo que no utilizas. ¡Controla los costes de tu negocio mientras mantienes la productividad de tus trabajadores!

En conclusión, como puedes ver, este tipo de modelo de suscripción mensual aporta un ahorro de costes y una mayor flexibilidad que no se pueden encontrar en los modelos tradicionales. Las organizaciones ya no necesitan comprometer la productividad porque los presupuestos operativos reducen la prioridad de la inversión en TI. Ahora pueden administrar sus negocios a niveles óptimos con la confianza de que su limitada inversión se están asignando de manera eficiente.

Y tu, ¿estás preparado para entrar en la economía de la suscripción?


Deja un comentario