Cómo pasar de Windows XP a Windows 8.1 fácilmente

Aitana Soluciones ERP y CRM Microsoft Leave a Comment

Queda menos de un mes para el fin del soporte para Windows XP, que en concreto será el 8 de abril, así que ya es hora de ir pensando en cambiar. Os acercamos algunos trucos y consejos que la misma Microsoft ha publicado para que la transición de Windows XP a Windows 8.1, la última versión de su sistema operativo, sea más sencilla y menos traumática.

Si estamos acostumbrados a XP, el cambio a 8.1 puede ser chocante y complicado. La estética, navegación y filosofía de las dos versiones no tienen nada que ver, pero con un poco de práctica y siguiendo algunos trucos podemos adaptarnos fácilmente. Aquí van algunos:

  • Familiarízate con la pantalla de inicio: es el elemento más destacado y reconocible del nuevo Windows, que se estrenó en la versión 8. Ya no tenemos el menú desplegable en la parte inferior izquierda sino que es toda una pantalla en la que aparecen los iconos de las aplicaciones que tenemos en nuestro equipo en forma de mosaico. Esta pantalla es totalmente personalizable: podemos cambiar el orden de los iconos, hacer más grandes o más pequeños los de las apps que más o menos usemos, agruparlos por temática, etc. Y hay que recordar que nos movemos por ella a lo horizontal, no en vertical como estamos acostumbrados en la mayoría de menús.

Pantalla de inicio de Windows 8.1


Accesos rápidos en Windows 8.1

  • Descubre los 5 accesos rápidos claves: Buscar, Compartir, Inicio, Dispositivos y Configuración (Search, Share, Start, Devices y Settings en inglés) son elementos y acciones muy habituales por lo que siempre están disponibles en la parte derecha de la pantalla (arrastrando el cursor hacia esa zona aparece un menú superpuesto o bien presionando las teclas inicio + C).
  • El escritorio de siempre aún está: también podemos trabajar con el escritorio al que estamos acostumbrado. Se acceder desde el icono de ‘escritorio’ de la pantalla de inicio o bien pulsando inicio + D.

Hay que tener presente que a partir de Windows 8, el sistema operativo líder del mundo está pensado, sobre todo, para trabajar desde dispositivos móviles. Y eso significa que si seguimos nuestra intuición encontraremos aquello que buscamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.