cinco-metodos-para-que-tu-empresa-este-protegida (1)

Cinco métodos para que tu empresa esté protegida

Aitana Soluciones ERP y CRM Microsoft Leave a Comment

La amenaza que constituyen para las pymes tanto los ciberataques como las pérdidas involuntarias de datos es considerable. Un estudio de Symantec de 2016 avala esta afirmación al concluir que el 43 % de todos los ataques cibernéticos que se cometen van dirigidos precisamente hacia empresas pequeñas y medianas.

No es casualidad que estas suelan ser las organizaciones con menos recursos y métodos de protección de la información, en contraste con los sofisticados sistemas de seguridad informática que pueden permitirse las grandes corporaciones. Aunque veremos que la tecnología no es el único motivo que las hace un blanco fácil para los ciberdelincuentes.

De hecho, la automatización facilita los ciberataques en volumen. En otras palabras, a un ciberdelincuente le puede costar igual secuestrar los datos o apoderarse de los sistemas de una pyme o de varias al mismo tiempo, siempre y cuando compartan la misma escasez de infraestructura de seguridad.

El resultado de esto es que al problema de la pérdida de datos se le agrega otro, más intangible, pero más dañino a largo plazo: la falta de compromiso de los empleados, que siguen viéndose obligados a utilizar las mismas herramientas aun a sabiendas de la potencial vulnerabilidad que constituye su uso. Si quieres anticiparte a los futuros ataques informáticos, ¡descarga ya esta guía y sigue leyendo nuestro artículo!

banner-blog-whitepaper-5-metodos-proteger-empresa

Cinco métodos para proteger tu empresa

1. Base sólida del negocio

En primer lugar, recomendamos realizar una auditoría de seguridad de datos empresariales, averiguando dónde se almacenan, cómo se hacen los backups, cómo se comparte el acceso o cómo se controlan los datos más sensibles. Y todo ello cumpliendo con las exigencias normativas del RGPD, un trabajo considerable con unas cuantiosas sanciones económicas en caso de incumplimiento.

En segundo lugar, es importante designar personas específicamente para la tarea de administrar la gobernanza de la información y de los dispositivos que utilicen los empleados.

2. Herramientas colaborativas, seguras y eficientes

Las tecnologías sociales tienen la clave para convertirse en una poderosa fuerza motriz de la productividad: son las que permiten impulsar el trabajo colaborativo desde ubicaciones remotas.

La adquisición de estas herramientas debe hacerse evaluando primero las tecnologías con las que cuenta actualmente, analizando aspectos como las reuniones en línea o los históricos de versiones de los documentos.

Y, por supuesto, teniendo en cuenta lo que los empleados utilizan realmente en su día a día, ya que pueden echar de menos alguna herramienta o apenas utilizar otras que están puestas a su disposición.

3. Conciliación entre vida laboral y personal

Vivimos una época con realidades sociales y demográficas distintas a la de hace pocas décadas. Existe una mayor necesidad de no verse obligado a priorizar el trabajo en detrimento de la vida familiar o privada. De este modo, el empleado adquirirá más autonomía con sus horarios y tareas. Por lo tanto, estará en la posición ideal de adquirir un compromiso mayor con la organización.

Es necesario que se definan políticas coherentes y justas sobre el teletrabajo, que no promuevan los privilegios de unos empleados sobre otros. Asimismo, las herramientas que se proporcionen deben ofrecer el mismo rendimiento que si se trabajase presencialmente.

4. Simplicidad: menos es más

Ante la cuestión de elegir un conjunto de soluciones de proveedores distintos o de un solo proveedor, recomendamos evaluar los beneficios de contar con un único ecosistema sin fisuras. Es la mejor idea para dar una experiencia de usuario impecable al empleado.

Es importante que la organización no se empeñe en utilizar unas herramientas cuya eficiencia real no se haya demostrado previamente, solo por el nombre o el prestigio que se les presupone. Y todo esto teniendo en cuenta la convergencia hacia entornos cloud, que permitan a los empleados no estar siempre pendientes de varias contraseñas ni de dónde han guardado sus mensajes o documentos.

5. Calidad de la producción

El hecho de poder cambiar de dispositivo para continuar trabajando en las mismas condiciones que donde se dejó constituye todo un impulso de la productividad. Por ello es recomendable priorizar la movilidad de los empleados, dándoles dispositivos y sistemas apropiados y funcionales

Si las aplicaciones funcionan tanto online como offline y sincronizan todos los datos cuando haya una conexión disponible sin comprometer la seguridad de la información, podemos dar por seguro que estaremos dando las mejores herramientas a nuestros empleados.

Microsoft 365 Defender Endpoint y Cloud: los mejores métodos de protección de la información

El reto de proteger la seguridad de la empresa se hace posible con Microsoft 365 Defender. Esta herramienta es un servicio que complementa la suite de productividad líder del mercado, Microsoft 365. Con procedimientos automatizados de monitorización y diagnóstico, los administradores de sistemas podrán centrarse en amenazas críticas y buscar vulnerabilidades sofisticadas.

La protección contra amenazas también queda extendida al entorno de Microsoft Azure, ya que se trata de una plataforma que cada vez alberga más datos y aplicaciones de negocio. Una información que también se beneficia de una eficaz administración de identidades y puntos de conexión.

¿Quieres saber más sobre estos métodos de protección de la información? En Aitana, nuestra experiencia como Partner Gold de Microsoft nos permite adaptar las mejores soluciones de Microsoft para proteger tu negocio. Te lo contamos en detalle en el webinar sobre ciberseguridad que ofreceremos el próximo 30 de junio. ¡Apúntate!

Consulta tus dudas sin compromiso
(o deja un comentario más abajo)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.