Que-es-la-fabricacion-discreta-y-con-que-erp-gestionarla

¿Qué es la fabricación discreta y con qué ERP gestionarla?

Aitana Soluciones ERP y CRM ERP Leave a Comment

Hasta el estallido de la pandemia de la COVID-19, el sector industrial representaba un 20 % del PIB de nuestro país. Resulta especialmente llamativo el análisis de las compañías que integran este tejido empresarial, donde apenas un 0,6 % son grandes corporaciones y el resto son pymes. Precisamente han sido estas las que más han sufrido el impacto de la crisis económica que ha sobrevenido. Su paulatino desplome y precarización ha hecho retroceder casi 4 puntos el peso del sector industrial en nuestra economía.

En medio de este escenario, la transformación digital en la fabricación discreta se postula como la gran aliada de las pequeñas y medianas empresas para ganar terreno y superar estos momentos tan críticos. En este artículo, nos vamos a enfocar en el control de procesos discretos como herramienta impulsora del sector industrial.

¿Qué es la fabricación discreta?

Los procesos de fabricación discreta se caracterizan porque no modifican la integridad de los materiales originales. La fabricación discreta se basa en la adición de componentes hasta que se llega al resultado final. El producto terminado es reversible, y se puede retornar a las materias primas simplemente deshaciendo los pasos sucesivos en la secuencia contraria. El precedente histórico más ilustrativo de este concepto lo encontramos en los sistemas de montaje creados por Henry Ford, a principios del siglo XX.

El concepto de procesos de fabricación discreta se entiende mejor poniéndolo en contraposición a la fabricación por procesos, donde sí se altera la naturaleza de los componentes utilizados y donde, por lo tanto, el producto terminado no se puede revertir. En la fabricación por procesos entran en juego reacciones químicas que alteran la composición de los materiales. Por contra, la fabricación discreta se nutre de procesos puramente mecánicos.

Esto significa que la línea de montaje se limita solo a superponer materiales en un orden y con una disposición determinada. Los procesos discretos consisten en el ensamblaje de piezas hasta lograr un producto que no es sino la suma de sus componentes.

Algunos ejemplos de fabricación discreta son la industria automovilística y electrónica, mientras que las industrias química y farmacéutica son ejemplos muy representativos de la fabricación por procesos.

Características de la fabricación discreta

Producción condicionada a la disponibilidad de los materiales

Aunque sea cierto que los procesos de fabricación discreta siguen una secuencia y no todos los componentes son necesarios en todo momento, la falta de suministro penaliza la línea de montaje. Mientras que en la fabricación por procesos es más factible avanzar por separado hasta llegar a los puntos de intersección, los procesos discretos son más sensibles a la disponibilidad de las materias primas. Sin el suministro suficiente, una línea de ensamblaje podría quedar paralizada, generando sobrecostes e innecesarios tiempos de espera en la producción.

Reversibilidad de los procesos

Por el contrario, la gran ventaja de emplear solo procesos mecánicos es, precisamente, que estos son reversibles: la producción se puede retroceder con facilidad, volviendo al paso anterior e, incluso, deshaciendo por completo el producto que haya ido creándose durante el montaje. Simplemente desensamblándolo en una secuencia inversa a la original, se podría revertir la producción si se detectase algún problema en alguna etapa, o si se requiriese modificar algún parámetro subsiguiente.

Mayor vida útil del producto terminado

Poniendo nuevamente la fabricación discreta en contraposición a la fabricación por procesos, notamos que los productos creados mediante procedimientos discretos tienen un ciclo de vida superior y, por lo tanto, una vida útil más larga. Los productos tratados con procesos químicos, por su mayor volatilidad, están destinados a un consumo mucho más temprano en el tiempo.

Sage X3, el ERP para la gestión de la fabricación discreta

Como hemos visto a lo largo de este análisis, el control de procesos discretos es fundamental para que las empresas del sector industrial ganen en productividad, teniendo garantizados los suministros y planificadas todas las tareas inherentes a la producción, incluyendo las compras y las ventas.

Por todo ello, Sage X3 es el ERP de fabricación definitivo. Sus características lo convierten en una herramienta óptima para que tanto pymes como grandes corporaciones del sector industrial lleven un seguimiento detallado de su producción, y reaccionen con celeridad ante situaciones imprevistas.

Al permitir la trazabilidad en todas las etapas de la producción, las empresas no perderán detalle sobre todo lo que ocurre en las líneas de montaje. Con Sage X3 contarán con la mejor herramienta para que la producción no se interrumpa, y para que los costes sean controlados al máximo. El control de los procesos discretos es una tarea crucial para la productividad industrial, especialmente a la luz de la actual crisis que atraviesa un gran número de las empresas del sector. De ello somos conscientes en Aitana, especialistas en el sector de la fabricación. Gracias a nuestra condición de Sage Partner Platinum, contamos además con los conocimientos y la experiencia necesarios para anticiparnos a los requerimientos de nuestros clientes.


Deja un comentario