La muerte del puesto de trabajo 3/3

Aitana Soluciones ERP y CRM Cloud Leave a Comment

Tercera parte (y última): La empresa que responde al mundo actual

Para entender mi post de hoy, hay que tener en cuenta la primera y segunda parte de él para llegar a una mejor comprensión. En resumen, el post previo explicaba que hay que cambiar a las empresas porque las personas YA HAN CAMBIADO. El trabajo he entrado en las vidas, y se ha fundido en ellas, mientras las empresas no han querido entender las enormes posibilidades que abre este cambio de vida.
Así pues, la actividad profesional está presente en cualquier momento y en cualquier lugar en nuestra vida (no juzgo si eso es bueno o malo, porque eso podría ser objeto de todo un ensayo), “gracias” a la conexión permanente en que vivimos, debido a la multiplicidad de dispositivos que manejamos. Incluyo las “gracias” entre comillas porque creo que entrarían en el ensayo de que hablaba antes.
Para que eso sea posible es imprescindible trabajar con una herramienta (o varias, muy bien coordinadas), que nos proporcione este acceso en estas condiciones. La empresa ya no es “algo” ubicado en una dirección postal, sino que el concepto actual de empresa extiende sus brazos no solamente a clientes, proveedores, socios, etc… sino también hasta el punto más recóndito en que los trabajadores, directivos o profesionales puedan encontrarse. Esto implica la necesidad de disponer de datos, servicios accesibles, y razonablemente ubicados. ¿Y qué mejor lugar que Internet? A eso, se le llama vulgarmente NUBE. Curiosamente, el desconocimiento, o incluso el miedo de los propios técnicos, ha permitido durante un tiempo (por suerte eso se ha superado ya), argüir motivos contrarios, basados en seguridad, control, etc… cuando poca gente se ha dado cuenta de que las entidades con mayor necesidades de seguridad y control, los Bancos, hace muchos años que todo lo basan en “la nube”. Una nube que antes que debían construirse ellos mismos porque nadie había provisto servicios a terceros como es por ejemplo, el caso de Microsoft o muchos otros en la actualidad.
Sin títuloLa Empresa actual necesita pues, unos servicios basados en la nube, y así aprovecharse de sistemas flexibles en base a sus necesidades de cada momento, con una “boca de acceso” completamente maleable, ampliable o reducible, según necesiten, sin contratos férreos ni servicios complejos. Eso YA EXISTE y, además, permite al empresario olvidarse de la necesidad de mantener equipos internos o servicios externos de mantenimiento de sistemas, comprar hardware, servidores, etc… en una frase: el empresario se puede centrar en su negocio y adaptar sus costes a sus necesidades reales de cada momento. No suena mal, ¿verdad?
Hoy, para concluir, eso EXISTE. Y no solo existe, sino que lo he experimentado “en mi propio cuerpo”. Y lo asocio al momento en que me decidí a comprar el primer coche con cambio automático. Fui muy reticente, pero ahora, veo que es una necesidad (para mí, al menos). Hoy, por ejemplo, disponemos de una plataforma completa, en la nube, en pago por uso, con TODOS los componentes necesarios para el trabajo diario, accesibles desde cualquier dispositivo, en cualquier momento y desde cualquier lugar: El ERP, el correo, el sistema de comunicaciones y teleconferencia, las herramientas de creación de sitios, y compartición empresarial de documentos, etc, etc… TODO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.