Nuestros clientes renuevan sus infraestructuras gracias a la nube híbrida

Nuestros clientes renuevan sus infraestructuras gracias a la nube híbrida

Aitana Soluciones ERP y CRM Nuestros clientes Leave a Comment

Empresas de todos los sectores siguen renovando sus infraestructuras creando una nube híbrida entre nuevos servidores locales y soluciones cloud. Entre las más destacadas, Microsoft Azure o Google Platform.

En este sentido y en los últimos meses, empresas como Fast Forward, Cima Tile 3000, Actiu Berbegall y Formas, Solaer Franquicias, Cerámicas Kermar y Universitat Jaume I, han contado con Aitana para continuar su proceso de digitalización ampliando nuevas infraestructuras locales y cloud.

Además, todas ellas han contado con el equipo de técnicos especializados de Aitana que se han encargado de mantener bajo supervisión todos sus sistemas.

Ventajas de la nube híbrida

Azure es la plataforma de computación en la nube de Microsoft y Google Cloud Platform es la que ha reunido todas las aplicaciones de desarrollo web de Google. Ambas tienen características comunes:

  • Fáciles de usar. Facilidad para desplegar nuevos servicios, configurarlos y utilizarlos. El ejemplo más típico sería desplegar servidores o páginas virtuales. Para ello simplemente se elige el tipo de máquina que se quiere y con cuatro clics se tiene lista para funcionar y para instalar en ella la configuración que interese.
  • Trasladar cargas de trabajo. La posibilidad de trabajar con varios entornos a la vez hace que se puedan mover de un sitio a otro las cargas de trabajo.
  • Escalables. Una de las ventajas de trabajar en la nube es que si se necesitan más recursos podemos aprovisionarnos en cuestión de segundos. Y si se necesitan menos, podemos darlos de baja y racionalizar el coste. Al final, el cliente paga por lo que haya utilizado ese mes, ese día o esas horas.
  • Siempre protegido. Cuenta con sistemas avanzados de autenticación, la información está encriptada. Así que podemos estar tranquilos con todos los datos que tenemos en Azure.
  • Organizar los procesos. La nube híbrida ofrece a las empresas la posibilidad de compartir datos y aplicaciones, permitiendo administrar cualquier flujo de trabajo.
  • Confiables. En función de los servicios que utilicemos, nos garantizan un alto porcentaje de disponibilidad.  

En definitiva, con la nube híbrida, las organizaciones en lugar de tener que comprar, programar y mantener recursos y equipos adicionales que podrían estar inactivos durante largos períodos de tiempo, tienen la posibilidad de pagar solo por lo que utilizan. ¿Estás invirtiendo más dinero del que en realidad necesitas?


Deja un comentario