Internet de las cosas, ERP y nube

Internet de las cosas, ERP y nube

Manuel Jiménez Aitana Leave a Comment

En este post vamos a explicar qué es Internet de las Cosas, qué beneficios nos aporta, cómo afecta a los procesos de negocio y, en consecuencia, al concepto de ERP, y qué ventajas nos da el uso de la Nube. El internet de las cosas , Internet of Things, abreviado IoT (​IdC, por sus siglas en Español) es un concepto que se refiere a una interconexión digital de objetos cotidianos con internet.

IdC es, en definitiva, la conexión de internet con objetos más que con personas. De este modo, si los objetos de la vida cotidiana tuvieran incorporadas etiquetas de radio, estos podrían ser controlados por otros equipos y/o dispositivos de la misma manera que si lo hiciera una persona.

Beneficios de internet de las cosas

La principal ventaja de la tecnología IdC es que permite generar y explotar nuevos modelos de negocio que hasta hace poco eran impensables o imposibles.

En este sentido, el modelo de negocio tradicional está cambiando o va a cambiar debido a que IdC permite la creación de nuevas oportunidades y de nuevos servicios. Gracias a la información que se podrá obtener de todo tipo de sensores en tiempo real, podremos controlar el reabastecimiento automático de productos, optimizar rutas, mejorar servicios y, sobre todo, poder desarrollar nuevas aplicaciones.

Además, IdC va a permitir a las empresas y organismos aumentar notablemente su eficiencia. ¿Por qué? Porque podrán automatizar los procesos de fabricación, al disponer de una tecnología capaz de controlar y gestionar de forma remota las operaciones, así como optimizar las cadenas de suministro y logística. Todo esto hará que los procesos empresariales sean más rápidos y eficientes, dedicando a cada uno de ellos los recursos necesarios y en el momento oportuno.

Otro beneficio que aporta el uso de la IdC es la mejora de la productividad laboral. Esta tecnología está permitiendo a los empleados obtener de forma inmediata la información necesaria para la toma de decisiones. Esto, unido a la automatización de tareas rutinarias y a las comunicaciones, permite obtener mejores resultados. Por tanto, se aumentará la productividad y la satisfacción del empleado.

Por último, IdC nos permite obtener datos sobre diversos aspectos relacionados con los productos y servicios que ofrecemos. Este análisis pormenorizado de datos nos brinda la posibilidad de ofrecer dichos productos y servicios de forma más personalizada. En definitiva, tenemos la posibilidad de ofrecer a cada cliente experiencias más atractivas y acordes con sus gustos y/o necesidades lo que es importantísimo a la hora de conseguir su fidelidad.

Impactos en el ERP

La capacidad que ofrece IdC a las empresas de poder disponer, analizar y comunicar miles, por no decir millones de datos a través de Internet, es evidente que va a suponer un gran impacto en todas las aplicaciones de gestión y ERPs, que utilizan miles de industrias y negocios en todo el mundo.

Por tanto, ¿se van a ver afectados los ERPs por internet de las cosas? Evidentemente sí y, en la mayoría de los casos, será de una manera bastante drástica. Hay que tener en cuenta que el ERP es el sistema más implantado para la gestión de las empresas y es a donde va a parar toda la información de los diferentes departamentos y de los procesos de negocio de las compañías.

La mayoría de los sistemas ERP están en proceso de adaptación a nuevas tecnologías como la movilidad, la tecnología portátil y la nube. Sin embargo, internet de las cosas va a conllevar otro gran movimiento tecnológico. Y es que, las empresas tendrán que estar preparadas para gestionar los datos que necesita y, por lo tanto, tendrán que ser capaces de adaptar no solo sus procesos de negocio sino también su software de gestión. 

En consecuencia, los sistemas ERP de las empresas deben poder procesar, analizar y mostrar todos estos datos en tiempo real y tener la capacidad de interconectarse para permitir entregar dicha información en tiempo real. Cabe destacar que con el uso del internet de las cosas, los sistemas ERP necesitarán disponer tanto de la capacidad como de la potencia necesaria para poder manejar la afluencia cada vez mayor de nueva información proveniente de los diversos dispositivos y productos.

El papel de la nube en el IdC

Como hemos apuntado, IdC está generando una cantidad de datos sin precedentes y traerá consigo aplicaciones y cargas de trabajo que exigirán respuestas casi inmediatas. Esto, sin duda, supone una gran presión para la infraestructura de Internet.

La mejor forma de abordar esta problemática es apostar por la externalización de la infraestructura en la nube. Este modelo permite a las empresas manejar esta gran cantidad de datos de forma ágil y sencilla. La nube está haciendo posible que IdC se esté expandiendo rápidamente y viceversa, es decir, IdC está impulsando de forma notable el uso del Cloud computing.

La Nube e IdC de forma conjunta sirven para aumentar la eficiencia en nuestras tareas cotidianas y las dos tienen una relación complementaria: IdC genera cantidades masivas de datos y la Nube proporciona una vía para que los datos viajen a su destino.

A simple vista, las ventajas de la computación en la nube pueden ser las siguientes:

  • Permite pagar únicamente por los recursos informáticos que se usa.
  • Soluciones de autoescalado a medida para soportar grandes subidas de peticiones.
  • Soluciones de contingencia y alta disponibilidad para asegurar la operatividad de las aplicaciones.
  • Aumenta la velocidad y la agilidad para hacer que los recursos estén disponibles para los desarrolladores.
  • Podemos implementar nuestras aplicaciones en todo el mundo en cuestión de minutos.

IdC es una tecnología que ha venido para revolucionar los negocios. En este sentido, es fundamental que todos nos adaptemos a ella, incluidos nuestros ERP y nuestras cadenas productivas.

En consecuencia, es muy importante que, a partir de ahora, además de los componentes funcionales de los ERPs, empecemos a valorar también los tecnológicos. Definitivamente, estos serán decisivos en la mejora de los procesos de negocio. Microsoft Dynamics 365 Business Central y Azure es la combinación perfecta para conseguirlo. ¿Te ayudamos?

 

 

Manuel Jiménez
Account Manager

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.