El valor añadido o el coste a añadir ¿Qué prefieres?

Aitana Soluciones ERP y CRM Cloud Leave a Comment

Ya NADIE se atreve a decir que el paso a la nube es el futuro. Ni siquiera es ya presente: es un hecho consumado. Tanto es así, que Microsoft ya ofrece su ERP Dynamics NAV en suscripción mensual por menos de lo que cuesta un café con bollo en cualquier cafetería española… ¡¡incluida la del Congreso!!
Actualmente, ya se ofrece Dynamics NAV integrado con Office 365, y alojado en Azure (la cada vez más estándar “nube de Microsoft“), a un precio ligeramente superior al de tan solo la licencia NAV en suscripción.  Con esto, Microsoft dispone de una solución que añade valor a su propuesta de Business Solutions, dejando en el olvido aquello de migrar el ERP, actualizar el Office o cambiar los servidores. El cliente, por fin, ya puede centrarse en otra cosa: su negocio (que es lo que de verdad le da dinero, y su verdadero motivo de existir).
Por eso, no debe extrañarnos este planteamiento de oferta: comprar NAV,  que por un poco más añada el alojamiento en Azure y, por muy poquito más, estará integrado en Office 365. Esos son los  ingredientes de la última promoción. Pero también hay que analizar, entre las distintas ofertas, que lo que te ofrezcan tenga todo lo necesario, pues no hay que olvidar, por ejemplo, que  hay quienes publican precios incompletos. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, cualquier ERP necesita de una base de datos SQL para poder funcionar.
Si se me permite el símil hostelero, hoy nadie se preguntaría si el precio del menú incluye el derecho a comérselo usando una mesa y una silla. Es más, pues probablemente consideraríamos un engaño, si a la hora de sentarnos nos dijesen que hay que añadir, aunque solo fuese un euro, al precio. ¿verdad? El tema es que todos sabemos de eso.
Pero no es un tema de hostelería. Cuando hablamos de Nube, ERP, etc… las cosas no son tan evidentes. Y ahí hay que andar con algo de tiento, aunque se trata solo de lógica. Por ejemplo, un ERP en la nube integrado con Office 365 necesita, al menos, cuatro cosas: un erp, “una nube” (o dicho de otro modo un servicio de alojamiento en la nube), una base de datos en la nube para alojar nuestros datos, y el servicio de Office 365. No hay que ser experto para imaginarlo.
¿Qué pensarías si alguien te dijera que eso vale 18 Euros (por poner un ejemplo), y al ir a contratarlo te dijeran que hay que sumarle la mesa y la silla (en este caso el SQL, la nube y el Office 365)? Yo, personalmente, me sentiría mal, y más aún si la mesa y la silla costaran tres veces, o más, del primer precio que me mostraron, por no hablar de que, o es con mesa y silla, ¡o no me sirven mi menú! Si lo comento es porque he visto  “ofertas” de Dynamics NAV en la nube, con Office 365, en que se muestran precios que no incluyen ni la plataforma de nube, ni el servicio de Office 365, ni el SQL… solo con la intención, imagino, de atraer curiosidad. Y yo me digo… ¡Menuda manera de transmitir confianza, para empezar!
Afortunadamente, en la selección de un partner de NAV cualificado que le acompañe en el crecimiento de su negocio, es bien seguro que el cliente busca más el valor añadido de una solución integrada, llave en mano y a precio conocido, que los costes añadidos que con esas “ofertas” van a surgir.  No obstante, nosotros somos de los que pensamos que la confianza es el eje de las relaciones, también con nuestros clientes. La conclusión es que Aitana está llena de villanos empeñados en indicar que, dentro de su precio, está incluido hasta el uso de la ‘mesa y la silla’. El mercado dirá… Seguir leyendo

La muerte del puesto de trabajo 3/3

Aitana Soluciones ERP y CRM Cloud Leave a Comment

Tercera parte (y última): La empresa que responde al mundo actual

Para entender mi post de hoy, hay que tener en cuenta la primera y segunda parte de él para llegar a una mejor comprensión. En resumen, el post previo explicaba que hay que cambiar a las empresas porque las personas YA HAN CAMBIADO. El trabajo he entrado en las vidas, y se ha fundido en ellas, mientras las empresas no han querido entender las enormes posibilidades que abre este cambio de vida.
Así pues, la actividad profesional está presente en cualquier momento y en cualquier lugar en nuestra vida (no juzgo si eso es bueno o malo, porque eso podría ser objeto de todo un ensayo), “gracias” a la conexión permanente en que vivimos, debido a la multiplicidad de dispositivos que manejamos. Incluyo las “gracias” entre comillas porque creo que entrarían en el ensayo de que hablaba antes.
Para que eso sea posible es imprescindible trabajar con una herramienta (o varias, muy bien coordinadas), que nos proporcione este acceso en estas condiciones. La empresa ya no es “algo” ubicado en una dirección postal, sino que el concepto actual de empresa extiende sus brazos no solamente a clientes, proveedores, socios, etc… sino también hasta el punto más recóndito en que los trabajadores, directivos o profesionales puedan encontrarse. Esto implica la necesidad de disponer de datos, servicios accesibles, y razonablemente ubicados. ¿Y qué mejor lugar que Internet? A eso, se le llama vulgarmente NUBE. Curiosamente, el desconocimiento, o incluso el miedo de los propios técnicos, ha permitido durante un tiempo (por suerte eso se ha superado ya), argüir motivos contrarios, basados en seguridad, control, etc… cuando poca gente se ha dado cuenta de que las entidades con mayor necesidades de seguridad y control, los Bancos, hace muchos años que todo lo basan en “la nube”. Una nube que antes que debían construirse ellos mismos porque nadie había provisto servicios a terceros como es por ejemplo, el caso de Microsoft o muchos otros en la actualidad.
La Empresa actual necesita pues, unos servicios basados en la nube, y así aprovecharse de sistemas flexibles en base a sus necesidades de cada momento, con una “boca de acceso” completamente maleable, ampliable o reducible, según necesiten, sin contratos férreos ni servicios complejos. Eso YA EXISTE y, además, permite al empresario olvidarse de la necesidad de mantener equipos internos o servicios externos de mantenimiento de sistemas, comprar hardware, servidores, etc… en una frase: el empresario se puede centrar en su negocio y adaptar sus costes a sus necesidades reales de cada momento. No suena mal, ¿verdad?
Hoy, para concluir, eso EXISTE. Y no solo existe, sino que lo he experimentado “en mi propio cuerpo”. Y lo asocio al momento en que me decidí a comprar el primer coche con cambio automático. Fui muy reticente, pero ahora, veo que es una necesidad (para mí, al menos). Hoy, por ejemplo, disponemos de una plataforma completa, en la nube, en pago por uso, con TODOS los componentes necesarios para el trabajo diario, accesibles desde cualquier dispositivo, en cualquier momento y desde cualquier lugar: El ERP, el correo, el sistema de comunicaciones y teleconferencia, las herramientas de creación de sitios, y compartición empresarial de documentos, etc, etc… TODO. Seguir leyendo

La muerte del puesto de trabajo 2/3

Aitana Soluciones ERP y CRM Cloud 1 Comment

Segunda parte: El Ser profesional. Un nuevo enfoque de vida

A quienes no hayan leído previamente mi post anterior, les recomiendo que lo hagan antes de este, porque les será más comprensible lo que voy a explicar hoy.  En resumen, mi post anterior hablaba del Puesto de trabajo “a la antigua”, que se basaba en una mesa y una silla, y que ya no tiene sentido en el mundo actual. Hay que replantearse el concepto del trabajo en la vida, y para lograrlo hay que cambiarlo, paulatinamente, todo. Como decía, ya no hay un “puesto de trabajo”. Lo que hay es trabajo que va con nosotros. Indivisible, inseparable… irreductible !!!
El trabajador, empresario, profesional, o simplemente persona actual “está conectado” permanentemente. El 99% de su vida consciente está acompañado de uno o varios dispositivos que le conectan “al mundo”, entendiendo como tal no sólo a los amigos, familia, información y datos, sino a la empresa, al negocio, clientes, proveedores, bancos… De hecho, sería objeto de otro post, pero yo incluso me vería capaz de discutir en muchos casos la necesidad de un “puesto de trabajo de mesa y silla en un sitio concreto”, y creo que tendría bastantes adeptos.
Pero la pregunta es: ¿Estamos preparados para ello? Y mi respuesta ROTUNDA es SÍ, lo estamos. Pero hay que matizar. La gente está preparada (como no). Todos tenemos Smartphone, o/y tableta, o/y PC profesional o/y PC en casa, etc… Rara vez vamos sin AL MENOS, un dispositivo al alcance, luego ESTAMOS CONECTADOS. Sin embargo, paradójicamente, la mayoría de empresas no han querido (o sabido) entender que este cambio en “su gente” debe implicar un cambio en ellas mismas. No hablo, por ejemplo, de teletrabajo (que también), porque hay todavía poca “cultura” para ello… Este cambio llegará, SEGURO. Hablo de Sistemas Informáticos, o más generalmente de Sistemas de Información. Porque ¿alguien ve compatible esta ubicuidad de uso y dispositivos con su estructura informática? YO, NO. Lo curioso es que el problema no radica en que no haya alternativa, sino en que NO LA QUEREMOS VER.
Si queremos tener acceso desde cualquier lugar, con cualquier dispositivo, lo lógico sería que nuestros servicios estuviesen accesibles desde cualquier lugar, con cualquier dispositivo, con un rendimiento razonable, y con unas garantías de funcionamiento. Y eso existe. Y eso se llama NUBE. Pero hay más ¿Seguimos encabezonados en que tenemos que mantener kilos y kilos de herrajes (hardware), tornillos, chips, discos, y todo eso que necesitamos “mantener”, “manteniendo” así a un equipo de expertos en gestionar y cuidar de los sistemas, debiendo invertir en formación para no quedarnos a la cola de la tecnología? Vamos, ¿Qué aún estamos con la idea de que es mejor trabajar con un grupo electrógeno complejo – para asegurar el fluido eléctrico, manteniendo una serie de técnicos pos si se estropea, duplicándolo por si acaso-  cuando existen proveedores razonablemente fiables?
Como decía, el mundo de las personas ha cambiado, pero el de las empresas solo está empezando. ¿Quizás sea porque este cambio empresarial afecta a demasiada gente, que en lugar de ver sus posibilidades en este nuevo mundo, se aferra al que hasta ahora le ha asegurado estabilidad? Cuando el empresario, simplemente, dedique unas horas a pensarlo, su empresa habrá empezado a cambiar, porque no hay más opciones. Solo hay una vía.
En el siguiente post, y último de esta trilogía, me propongo explicar hacia donde realmente creo que hay que enfocar los esfuerzos para lograr empresas competitivas, autosuficientes, seguras y productivas, preservando a su vez los costes. Seguir leyendo

Aitana; el partner con mayor crecimiento de ventas en nuevo negocio

Aitana Soluciones ERP y CRM Aitana Leave a Comment

El pasado 5 de noviembre asistimos a la reunión Nacional de Partners de Microsoft Dynamics que tuvo lugar en Barcelona.  En paralelo, se estuvo celebrando la Microsoft Convergence Europe 2014 también en la ciudad condal. En ambos actos se siguió la línea de anteriores eventos de Microsoft de este año; la apuesta por la Cloud  y la integración de NAV con Azure y Office 365. Recordemos que la cloud  facilita a las compañías la puesta en marcha de entornos híbridos con una óptima combinación de desarrollo, testeo y producción. Seguir leyendo

Dedicado a los responsables de TI (e informáticos en general)

Aitana Soluciones ERP y CRM Aitana Leave a Comment

La gran oportunidad de la nube. Atrévete a abrir la puerta a una nueva vida.

Llevo tiempo hablando de los cambios profundos en el comportamiento de la sociedad, y en especial en las necesidades de las empresas y sus trabajadores para adaptarse a este nuevo “modus vivendi”, o “modus laborandi”, llamémosle como queramos. Y en mis reflexiones, con mucha frecuencia acabo desembocando en conclusiones similares: la persona ha cambiado, el trabajador ha cambiado, el profesional ha cambiado… y LA EMPRESA DEBE ADAPTARSE  a este cambio. ¿Cómo?
Pues el usuario necesita los servicios y datos en todos sus dispositivos, en todo momento y en todo lugar, y eso ya de por sí es una exigencia difícil de cubrir por los medios tradicionales. No diré que no se pueda cubrir, porque se puede, pero ¿a qué coste? ¿Con qué riesgos?
Ahí es donde entra la “nube”. Y lo cambia todo. Porque para el informático, ese “hardware y sistemas” de toda la vida, desaparece, o mejor dicho, cambia. Porque no hay discos que se rompan, y si los hay es transparente, pues es el proveedor de servicios en la nube quien los arregla y hace lo necesario para que, ni tan solo el usuario, note que algo ha ocurrido. De manera que, “in situ”, localmente, en las oficinas, quedan los PC’s, las redes, y las conexiones con la nube.
Algunos pueden ver con cierto temor este cambio, y es humano. Porque es cierto que muchos de los trabajos, que ahora justificaban nuestros puestos de trabajo, desaparecen. Ante esto, sólo caben dos reacciones: asustarse, y tratar de negar lo evidente, o reaccionar y “aliarse con este cambio”. Lo primero tiene caducidad, lo segundo tiene futuro.
Porque… ¿hay “vida” detrás de la “nube” para los responsables de TI y los informáticos de empresa? Pues evidentemente sí. Hay “otra vida”, y para los más despiertos, que se adelanten al cambio, aconsejando este paso, auguro algo más: una “vida mejor”.
Evidentemente, ya no habrá discos que arreglar, ampliaciones de memoria que hacer, discos que limpiar, etc… Pero para los más lúcidos habrá estrategias empresariales que cubrir, necesidades tácticas que abarcar. Y eso lo podrán hacer sin la esclavitud de si se estropea una base de datos, se bloquea un servidor, o se para un disco. En pocas palabras: se acaba el “trabajo sucio”, y hay sitio para las mentes abiertas.
Tampoco vayáis a pensar que ya no hay nada que hacer, pues alguien tendrá que dar altas, autorizaciones, bajas del servicio, revisar potencia de servidores y solicitar ampliaciones, reducciones y tunning del servicio. Pero para ello se requerirá otro tipo de conocimiento, así que cuanto antes prepararse, mejor.
Probablemente, alguno de vosotros se abra a nuevos campos como el uso de la Inteligencia de Negocio para dar soluciones a vuestros usuarios, o la automatización de procesos, de manera que las fronteras entre técnicos de sistemas, programadores, expertos en redes, etc… se diluirán, a mi entender. Mientras tanto, los servicios de soporte a usuarios de PC’s persistirán, pero se añadirán a los mismos todos los dispositivos móviles, que deberán ser vistos como otros instrumentos de trabajo análogos a los PC’s. Para ello ya han salido soluciones que permiten gestionar estas plataformas plurales y diversas, como por ejemplo Windows Intune, que permiten a los departamentos de TI gestionar de manera centralizada todos esos recursos y sus incidencias.
En resumen, un mundo apasionante que solamente estará al alcance de aquellos que, “aliándose con el cambio”, se conviertan en promotores del mismo, y en protagonistas de este nuevo modo de vida. Enhorabuena si eres uno de ellos. No le temas: ámalo. Seguir leyendo

El mercado laboral de IT

Aitana Soluciones ERP y CRM Microsoft Leave a Comment

No hace mucho mencionaba yo el Yottabyte (10e24 bytes) en un blog. Esto, que hoy es aún quimera, será realidad dentro de un par de décadas. Pero mi reflexión de hoy, creo que  será irrelevante. Por ejemplo, hoy  ya no hablamos de las micras o millonésimas de micra de los chips porque por una parte no nos  hace falta y por otra escapa al ámbito de comprensión medible de nuestro cerebro.
Lo mismo sucede con la capacidad de almacenamiento. Hablamos mucho aún del Terabyte y creo que a partir del Petabyte dejaremos de hablar de ello. Simplemente porque nos acercaremos al “infinito” y dejará de ser un problema (aunque durante tiempo hablaremos de las redes de comunicación que aún son finitas y no perfectas). Hace poco Microsoft anunció 1 Terabyte de almacenamiento disponible por usuario en su nube de O365 y, tal día como hoy, me dicen que en breve será ilimitado. Es un ejemplo de lo que digo. Ya da igual. Está allí en mi nube y tengo todo  lo que quiera.
Pero ¿qué tiene que ver esto con el título de mi post?….. mucho.
En un reciente estudio/encuesta en España de CB Consulting, después de muchos años de recorrido hacia el cloud  se muestra que hoy un 30% de Pymes  ya lo han adoptado  y que esta cifra se duplicará  en dos años. Hay pues una revolución en el sector propia de un cambio serio de tecnologías. Este cambio por una parte está provocando agitación en el entorno laboral del sector. No hay sensación de desempleo alguna, más bien lo contrario. Los profesionales no saben si dirigirse hacia el cliente final o quedarse en los partners y suministradores.
El cambio hacia la nube enmascara el crecimiento, ya que se pasa de un modelo de “pago una vez” a otro de “pago por uso mensual” y las cifras requieren de un periodo largo de suscripciones para ser comparables. La ausencia de profesionales disponibles en el mercado muestran la mezcla de eventual  crecimiento y a la vez de demanda temporal creada por el período transitorio.
La lógica consecuencia, en mi opinión, de esta turbulencia es que unido al inexorable cambio hacia la nube, las empresas externalizarán todo lo que no sea su “core business” incluido, por supuesto, todo su IT. Por tanto, los profesionales que ahora estén haciendo un viaje de ida desde las empresas suministradoras hacia clientes finales  deberán volver  mientras haya  sitio, ya que son las empresas suministradoras las garantes al final de la estabilidad y soporte del servicio. Dichas empresas de IT necesitan profundas transformaciones, en las que ahora se hallan inmersas, para subsistir. Sólo unas pocas lo harán y se crearán muchas otras pero con foco hacia la nube y con estructuras muy ligeras, incluso de personal, ya que la nube conlleva mucha estandarización.
Una vez pasada la etapa de turbulencia, habrá una laminar, que provocará sin duda un reajuste del mercado laboral del sector IT, hoy hinchado por el cambio de tecnología. Pero este será un tema de pasado mañana… Seguir leyendo