CAPEX y OPEX en tecnología. ¿Qué tienen que ver con el Cloud?

CAPEX y OPEX en tecnología. ¿Qué tienen que ver con el Cloud?

Aitana Soluciones ERP y CRM Cloud Leave a Comment

CAPEX versus OPEX. Inversiones de Capital versus Inversiones Operativas. Seguro que si trabajas en el departamento financiero o de contabilidad estos términos te suenan, aunque a lo mejor has oído hablar de gastos de capital y gastos de operación.

Sean considerados gastos o inversiones -nosotros siempre preferimos el segundo término porque van a generar un beneficio- lo cierto es que tanto CAPEX como OPEX son dos palabras muy relacionadas con el mundo empresarial. Pero ¿qué tienen que ver con el Cloud Computing?

Durante los últimos años, los responsables de IT han apostado por la externalización o la contratación de servicios. Esto ha provocado en las empresas un aumento de su capacidad de crédito y un ahorro considerable de costes.

CAPEX vs OPEX

Los gastos de capital, denominados CAPEX, reflejan los gastos en los que una organización incurre para obtener beneficios futuros adquiriendo o mejorando sus activos fijos. Estaríamos hablando, por ejemplo, de edificios, maquinaria y equipos. Se trata de bienes que se amortizarían a lo largo de varios años.

Por otra parte, los gastos de operación, llamados OPEX, son costes diarios como salarios, suministros de oficina y arrendamientos. En una cuenta de resultados, el OPEX se deduce de los ingresos. Por regla general, el OPEX es más fácil de aprobar, ya que el CAPEX requiere múltiples niveles de aprobación.

¿Cómo se aplica esto a las inversiones en TI?

Para aplicar estos conceptos al mundo de la tecnología, lo mejor es ver un ejemplo práctico: El hardware propio o in situ, como switches o teléfonos, o la compra de servidores para tu propio centro de datos son CAPEX. Sin embargo, el software, las aplicaciones en la nube o el hardware alquilado son OPEX.

El hardware requiere que tú pagues por adelantado y estimes la vida útil del equipo para determinar su amortización, sin embargo, en el OPEX pagas por lo que usas. Obviamente, esto alivia la carga de una inversión inicial en efectivo.

Otro ejemplo más: la compra de servidores para tu propio centro de datos es CAPEX, sin embargo, si utilizas un servicio de nube externo por una cuota mensual es OPEX.

Soluciones SaaS, ¿CAPEX u OPEX?

Con las soluciones Cloud en pago por uso puedes reducir la inversión en tecnología transformándola en un coste variable, es decir, reducir los CAPEX fijos tecnológicos convirtiéndolos en OPEX variables.

Muchos son los falsos mitos que se han vertido sobre el cloud, pero lo cierto es que la democratización de las comunicaciones, con mayores anchos de banda a precios cada vez más competitivos y la posibilidad de contar con soluciones cloud de pago por uso, facilitan el acceso a mejores soluciones de gestión, colaboración y Business Intelligence a cualquier empresa.

Y es que, las soluciones SaaS reducen las tareas técnicas, permitiendo a las empresas iniciar el proceso de digitalización, centrándose en su negocio y en sus clientes, mejorando su competitividad y la productividad de sus empleados.

 

Está claro que las organizaciones aún no se han tomado en serio esto de la digitalización y eso lastra la productividad de las personas y la competitividad empresarial. Actualmente, buscamos comodidad y agilidad en el trabajo diario y, en este sentido, la nube y el OPEX nos lo pone fácil.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.