Las claves del outsourcing informático

Aitana Soluciones ERP y CRM Otras soluciones Leave a Comment

La evolución de la informática empresarial en los últimos años ha permitido llegar a una gran optimización de los procesos, sin embargo, la gestión y mantenimiento informáticos suponen un gran coste para las empresas. Esto es especialmente problemático para las pymes que no consiguen mantenerse al día de los avances informáticos y como consecuencia ven mermada su competitividad.

Ante este problema, el outsourcing o externalización informática es una tendencia al alza. Esta solución consiste en que la empresa o el cliente deleguen la gestión, mantenimiento y actualización de la infraestructura informática a una empresa externa. De esta manera se consigue abaratar los costes y centrar la actividad interna de la empresa en aquellas áreas donde realmente es experta y que pueden aportarle beneficios.

Tipos de outsourcing informático.

A la hora de realizar la externalización informática de una empresa, nos encontramos con dos opciones principales:

  • Externalización u outsourcing parcial. En este caso, el proveedor solo gestiona una parte de las soluciones informáticas de la empresa. De esta manera se reduce el riesgo para la empresa en caso de que el proveedor no satisfaga sus expectativas. Por ese motivo, también puede optarse por hacer un outsourcing parcial “de prueba” para comprobar las habilidades del proveedor. En otras ocasiones, el outsourcing parcial es una decisión estratégica de la empresa, ya que considera más adecuado seguir cubriendo una parte de sus necesidades de manera interna.
  • Externalización u outsourcing total. En este modelo la empresa externa se hace cargo de toda la infraestructura informática de la empresa. Suele resultar más económica que la anterior, ya que el proveedor puede ofrecer descuentos y tarifas más bajas. Su principal desventaja es la pérdida de control, ya que se está delegando toda la gestión informática en un solo agente externo. Para minimizar este inconveniente, es posible repartir la externalización entre varias empresas diferentes. Para que este modelo funcione, las responsabilidades de cada parte deben quedar muy bien definidas y la empresa contratante debe tener claro cómo medir el éxito de la externalización.

Además de estos dos grandes modelos, también podemos hablar de pseudo-outsourcing y de outsourcing de transición. El pseudo-outsourcing es común en los grandes grupos empresariales: consiste en crear una empresa especializada en gestión y mantenimiento informático que a su vez da servicios al resto de empresas del grupo. El outsourcing de transición se utiliza cuando se desea hacer un cambio de gran envergadura en el sistema informático de la empresa: la empresa externa se encarga de la gestión del sistema interno mientras que el departamento interno de TI implementa el nuevo sistema.

El outsourcing informático en España.

Según el “Estudio sobre ousourcing de las TIC en España” de Whitelane Research, un 51 % de las empresas de nuestro país planea incrementar el nivel de outsourcing durante los últimos años; un 33 % no tiene previsto hacer cambios, un 11 % aún no ha tomado una decisión y tan solo el 5 % restante ha decidido reducir el nivel de externalización. Vemos, por tanto, que se trata de una solución que gana cada vez más adeptos.

La principal razón para considerar una iniciativa de externalización informática es la reducción de costes (citada por el 59% de los encuestados), seguida por la mejora en la calidad del servicio (53%) y la mayor facilidad de acceso a recursos (46%).

En cuanto al nivel de satisfacción con las empresas externas contratadas, parece que la mayoría de las empresas españolas han tomado la decisión adecuada a la hora de escoger a un proveedor de informática externo: un 56% de los responsables de TI se muestran satisfechos y un 15 % muy satisfechos, mientras que solo el 3% declaran estar “insatisfechos” o “muy insatisfechos” con su proveedor.

Si deseas recibir más información no dudes en contactar con nosotros ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.