Las barreras de la transformación digital del sector retail

Aitana Soluciones ERP y CRM Retail 0 Comments

La transformación digital sigue obligando a las empresas a ponerse al día en las últimas tecnologías y en los proyectos más innovadores. En este sentido, el mundo del retail no es una excepción. Al contrario. Este sector encuentra grandes dificultades a la hora de digitalizarse. ¿Por qué?

Nos hacemos eco del informe de la Fundación Orange en el que se analizan las barreras a las que las empresas del sector del retail se enfrentan al abordar la transformación digital. Seguro que, si tu empresa ha comenzado este camino y lo ha hecho sin contar con la ayuda necesaria, se habrá encontrado con alguno de ellos.

  1. Modelo de negocio tradicional

Sin duda, si hay uno de los sectores donde el modelo de negocio ha sido el tradicional por excelencia ese es el sector del retail. Las empresas que forman parte de este sector no solo han estado siempre a las expectativas del ciclo económico, sino que también se han visto y se siguen viendo afectadas por la fuerte competencia imperante.

Sin embargo, en la escena del comercio han surgido nuevos actores que han provocado el tambaleo de este modelo de negocio tradicional. Hablamos de los nuevos tipos de consumidores, de sus nuevas costumbres, del impacto de la tecnología y, cómo no, de las notables habilidades digitales de los jóvenes de hoy en día. Todo esto ha modificado la forma en que las empresas del retail desarrollan su negocio.

No todas las empresas son capaces de abordar estos cambios con la forma y la velocidad necesarias.

 

  1. Millennials, nuevas costumbres de compra

Los social media, los ecommerce y la digitalización han irrumpido con fuerza en el panorama actual. Los jóvenes de hoy en día han nacido y crecido rodeados de nuevas tecnologías y han cambiado la forma de hacer negocios por parte de las empresas. De hecho, los millennials están imponiendo nuevos modelos de consumo.

Los datos dicen que se han reducido las visitas a las tiendas físicas por parte de esta nueva generación. Y es que, las compras ya no se realizan por los medios tradicionales. Los jóvenes demandan más y mejores herramientas digitales para buscar y adquirir productos.

Llegados a este punto surge otro de los términos a tener en cuenta: la omnicanalidad. Se busca que las nuevas herramientas digitales estén integradas en los sistemas de comunicación de las empresas. Así, las nuevas costumbres de compra suponen una barrera importante, sobre todo, para aquellos retailers que por sus dimensiones o características no pueden avanzar en la transformación digital.

  1. Desconocimiento de las ventajas de la digitalización

Los directivos y dueños de las empresas son conscientes de que se está produciendo un cambio en la forma de comprar por parte de los consumidores. Sin embargo, y como ocurre en otros sectores, sigue existiendo un desconocimiento de las ventajas de la digitalización.

Los retailers tienen un reto al que hacer frente: aprovechar las posibilidades de la innovación digital y su adecuación a las nuevas demandas del consumidor. Sin embargo, sabemos que menos de una cuarta parte de las empresas están tomando medidas proactivas respecto a todos estos cambios. El resultado es que durante 2015 el sector sólo ha podido materializar el 15% de su valor digital potencial.

La digitalización debe ser considerada, no como un gasto, sino como una inversión y como una oportunidad que abre al retailer un nuevo mundo de posibilidades.

 

  1. Escasez de talento en las empresas

Para llevar a cabo la implementación de tecnología, sacar partido a las inversiones y optimizar los procesos y las operaciones en el sector retail es necesario que la empresa y la sociedad tenga una cultura digital.

Así, uno de los principales retos de las empresas es conseguir ese talento digital del que ahora mismo carecen. El objetivo es aprovechar las oportunidades que ofrecen tanto la innovación como la tecnología actuales.

Además, este talento debe incorporar las habilidades para el uso de las TIC y una cierta visión estratégica para abordar la transformación. En este punto, también surge con fuerza la analítica de datos.

  1. Bajo nivel de formación medio en temas TIC

En general, el sector retail presenta un problema de falta de formación en el mundo de Internet y especialmente en lo que se refiere al ecommerce. Y es que, la formación en TIC, según los datos del ONTSI y Fundetec, continúa siendo muy escasa en el sector del comercio minorista.

Los pequeños retailers piensan, erróneamente, que la digitalización supone unos retornos inmediatos. Esto no es así. Lo cierto es que adentrarse en un mundo complejo como es Internet requiere un tiempo y unos conocimientos a los que deben contribuir las acciones de formación.

  1. Los desarrollos actuales de comercio digital ignoran al consumidor

Una gran parte de las plataformas puestas en marcha por los retailers están pensadas desde la óptica de la empresa y se olvidan del consumidor. Precisamente, esto supone un gran problema y, más aún, cuando todos los esfuerzos se dirigen precisamente hacía la comprensión total del consumidor.

Se requieren, por tanto, herramientas digitales y especializadas para que los consumidores puedan gestionar su propio itinerario de compra.

  1. Los productos no se pueden tocar o probar

Una de las barreras más antiguas que tiene que afrontar el sector retail es la dificultad asociada a la compra online de productos que no se pueden ver, revisar o probar. Hay que pensar que muchos consumidores todavía tienen una cultura “presencial” y tradicional en la que todo esto era posible.

En el caso de la moda, este hecho es particularmente importante. Por ello, es necesario aplicar la innovación para que esta barrera no sea un freno en la digitalización del retail. Hablamos de, por ejemplo, probadores virtuales y algoritmos que recomienden modelos y tallas.

  1. La logística, asignatura pendiente de los retailers

Una de las principales barreras que tiene el desarrollo del retail online es la relacionada con la entrega de los productos comprados por esta vía. La complejidad y los costes, la demanda, los plazos de entrega, las posibles devoluciones… todo tiene que tenerse en cuenta para cubrir las necesidades y las expectativas de los consumidores.

  1. Privacidad, datos personales y pagos

En general, los consumidores dudan sobre diversos aspectos del retail. Temas relacionados con las ventas electrónicas y con diferentes aspectos legislativos y de seguridad son los que más preocupan.

También aprecian importantes riesgos en el uso de sus datos para ofrecer y personalizar servicios y promociones y en la protección de su privacidad. Los avances en todos estos aspectos son importantes para que se consolide la transformación digital del retail.

  1. Ausencia de iniciativas

Muchas de las barreras que se han comentado en este post podrían ser solventadas si existieran informaciones públicas y disponibles sobre casos y experiencias previas en este campo. Hace falta iniciativas y proyectos digitales para hacer ver a las empresas el abanico de oportunidades que tiene el retail con la digitalización.

Las barreras de la transformación digital del sector retail

Está claro que seguir el ritmo y la velocidad que llevan las nuevas tecnologías es complicado. Sin embargo, estas dificultades se incrementan enormemente si no se realizan esfuerzos para romper con las barreras que hemos mencionado.

En definitiva, las compañías del sector retail deben modificar su mentalidad y asumir que la digitalización no consiste solo en implementar tecnologías, sino que requiere rediseñar los procesos internos y cambiar la cultura tanto de los empleados como de los directivos.

 

Si quieres ponerte en contacto con nosotros puedes usar este formulario o llamarnos al 902 500 358:

Deja un comentario